lunes, 4 de marzo de 2013

Un cojín muy especial...


Me gusta guardar todo... y mucho más si son dibujos de mi hijo.
Hace unos días encontré algunos y me pareció una buena idea que algo tan bonito no quedase solo en un papel.
El trabajo es muy sencillo, mira...
 

No tienes mas que elegir un dibujo y transferirlo a una tela. Colocar la tela en un bastidor y solo resta decidir los colores de hilos que mas nos gusten y empezar a bordar.
En mi caso, luego lo he cosido a un cojín y he resaltado el borde con una cinta en los mismos colores.



Y aquí esta ya en la cama de Nico con algunos de sus amigos.

Pasad buen lunes!

10 comentarios:

  1. Que guay me parece plasmar los debujos a un cojín. Es una forma muy bonita de que no sólo los recuerdos queden en papel!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Que idea más chula!! La verdad es que está genial poder traspasar los dibujos para que perduren en el tiempo. Un besito y genial el cojín!!

    ResponderEliminar
  3. Qué idea más original! me ha encantando ^^ si tuviera hijos lo haría, desde luego.

    Besos
    Bea de Bocados Divinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz!...me alegra que haya gustado la idea!

      besos!

      Eliminar
  4. Hola!!! Me gusta mucho!!! Que buena idea!!!
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aurora!

      Muchas gracias por tu comentarios

      Besitos

      Eliminar
  5. Muy buena idea!! Desde luego, eso es orgullo de madre!!

    ResponderEliminar
  6. jajaja...tienes razón! muy orgullosa!

    Un beso

    ResponderEliminar